< Regresar

Museo Fuego Nuevo

Abierto - Servicios limitados / Capacidad

Foto: Trisya73 en Wikimedia Commons

 

Un nuevo museo para una ceremonia ancestral

El Museo del Fuego Nuevo está dedicado a entender y estudiar una de las celebraciones más importantes de Iztapalapa y el mundo antiguo. Esta ceremonia buscaba mantener el balance y el orden del universo. Sus participantes necesitaban intervenir de forma armoniosa para mantener el balance. En la cosmovisión Mexica la ceremonia representaba la creación del sol y la renovación del compromiso ayudaba a marcar el fin de una era y el inicio de otra. Manteniendo continuidad en el tiempo y con los movimientos solares los pobladores reafirmaban el pacto con los dioses para que le dieran vida al mundo y la mantuvieran.

La ceremonia

Se cree que el 6 de noviembre de 1507 fue la última vez que se realizó esta ceremonia. Esculturas de deidades, ornamentos y reliquias eran sacrificadas. De igual manera altares e imágenes de deidades eran desechados para dar paso a las de la nueva era. Se quemaba todo lo que se pudiera y la piedra que quedara era enterrada en una fosa. Al llegar la noche se apagaban todos los fuegos y la comunidad se quedaba en la penumbra.

Vestidos como divinidades, los sacerdotes realizaban una procesión que culminaba en Huixachtecatl hoy conocido como el cerro de la estrella en Iztapalapa. El sacerdote de Copilco era el encargado de encender el fuego.

Las mujeres embarazadas usaban máscaras de maguey para evitar que las Tzitzimimes descendieran de los cielos y las convirtieran en una de ellas. El resto de la familia permanecía despierta en el techo. Los niños y niñas también usaban máscaras de maguey pues se pensaba que, de no hacerlo, se quedarían dormidos y se les convertiría en ratas.

El sacerdote tardaba unas seis horas en alcanzar la cúspide del Huixachtecatl para esperar que las Pléyades estuvieran en posición. En el momento exacto, el sacerdote de Copilco encendía una hoguera tan grande que se podía ver desde la lejanía. La gente desde sus techos sacaba sangre de sus lóbulos y la salpicaban en dirección al fuego.  Los sacerdotes de los pueblos cercanos se acercaban para conseguir un poco del fuego nuevo y lo distribuían entre los templos. Estos ya contaban con los preparativos necesarios para recibir este fuego. Al amanecer todas las personas estaban en ropa nueva y con nuevos utensilios y se terminaba un ayuno con Tzohuatl que son semillas de amaranto con miel y que no permitía agua.

Fotos: Milton Martínez / Secretaría de Cultura de la Ciudad de México

El Museo

El museo empezó con la excavación del templo en la cima del Cerro de la Estrella en 1973. Los objetos encontrados en la excavación fueron muchos. El arquitecto David Peña fue encargado de la construcción de instalaciones para proteger, reservar y estudiar los objetos. La construcción comenzó en 1997 y el museo abrió en 1998.

El museo tiene una forma piramidal y las exhibiciones incluyen objetos de la era colonial y antigua. Algunos de los temas principales del museo es la explicación de la leyenda de los cinco soles, los calendarios antiguos, así como los códices y mapas de Culhuacán e Iztapalapa de 1580. Sin olvidar, desde luego, el tema principal que es la ceremonia del fuego nuevo.

 

Como llegar aquí

Sitios cercanos

La Catedral de Iztapalapa

Cercano a 1.07 kms.

Metro Iztapalapa

Cercano a 1.11 kms.

Metro Cerro de la Estrella

Cercano a 1.17 kms.

Más lugares como este

Mercado San Francisco Culhuacán

Probablemente el mejor lugar para almorzar en San Francisco Culhuacán...

Santa María Tomatlán

Un asentamiento originario en Iztapalapa que está reapareciendo...

Pueblo Los Reyes Culhuacán

El primer pueblo de la zona en tener una capilla que servía a todos los demás barrios.

Pueblo San Francisco Culhuacán

Uno de los barrios antiguos de Culhuacán al otro lado del canal en Coyoacán...

Parque Nacional Cerro de la Estrella

Uno de los parques nacionales más singulares del mundo, a veces parece ser el centro del universo.

Mexico City

Cultural Capital of the Americas