< Regresar

Villa Milpa Alta

Abierto - Servicios limitados / Capacidad

Villa_Milpa_Alta
Foto: Comisión Mexicana de Filmaciones en Wikimedia Commons.

Villa Milpa Alta es el más grande de los asentamientos originales de una zona, en el sureste de la CDMX, en la que todavía gran parte de sus habitantes conserva una vocación agrícola y, por lo tanto, muchas de sus tradiciones y el especial modo de ser de la gente de campo. Por eso, es un destino turístico muy popular, sobre todo para quienes estén interesados en asistir a alguna de las muchas celebraciones que salpican su nutrido calendario festivo (una de las más importantes es el Carnaval, pero hay bastantes otras). La degustación del mole y los nopales guisados (que se producen localmente) puede ser particularmente exquisita, pero igual hay bastantes platillos complementarios que varían según la temporada de producción de varios cultivos.

El asentamiento original del pueblo fue fundado en tiempos prehispánicos por gente de un pueblo, una tribu, que se conoce con el gentilicio momoxca; fueron ellos quienes, en su idioma náhuatl, llamaron Malacachtepec Momoxco a este lugar. La traducción al español de este nombre toponímico sigue siendo objeto de una polémica que ha involucrado desde antropólogos y lingüistas nahuatlatos (o sea, especializados en el conocimiento de la lengua náhuatl) hasta cronistas, estudiosos y miembros de la comunidad cuya lengua materna es el náhuatl. Por eso, y advirtiendo que no hay consenso al respecto, lo que aquí consignamos como posibles significados del topónimo son precisamente eso, posibilidades. Así, Malacachtepec Momoxco podría ser como decir: “lugar de los altares de los momoxco” (en referencia a las funciones ceremoniales y religiosas que cumplía el sitio); “lugar en donde los cerros están alrededor o donde los cerros dan vueltas” (en alusión a que se trata de un lugar en medio de varias elevaciones y que se justifica por la aparición de la raíz tepetl en malacach-tepe-c); “lugar junto a piedras malacate” (justificado porque varios cerros se asemejan a la forma del malacate, un instrumento de piedra usado para el hilado en la Mesoamérica antigua); o,” “lugar en donde hay mucho musgo” (que, desde luego, indica la abundancia de ese tipo de vegetación).

Sea como sea, los españoles renombraron al pueblo como Villa de Nuestra Señora de la Asunción de Milpa Alta cuando iniciaron la evangelización del área partiendo del antiguo Malacachtepec Momoxco. Y a pesar de que ya han trascurrido cerca de cinco siglos desde ese inicio, buena parte de Milpa Alta sigue viendo crecer los frutos de la tierra y es uno de los últimos reductos del habla náhuatl en la Ciudad.

Villa Milpa Alta se convirtió en la sede del gobierno local (primero municipio, luego delegación y ahora alcaldía) al ser la localidad con mayor número de pobladores. Actualmente es el centro cultural y comercial de la zona; y es un buen sitio para atisbar la transformación de la Ciudad desde lo natural a lo urbano o para comenzar un recorrido que lleva desde el pujante centro de la Villa hasta los otros pequeños pueblos rodeados por un medio ambiente rural. En cualquier caso, se trata de una fantástica introducción a una parte distintiva, casi una región, de Ciudad de México.

Como llegar aquí

Más lugares como este

Peñón del Marqués (Peñón Viejo)

Aún se destaca en el paisaje un antiguo pico visitado por Moctezuma...

La Búfalo Tianguis

Los domingos en La Búfalo llenan de mucho estilo y audacia algunas cuadras...

Centro Cultural Multidisciplinario El Casetón

Uno de los mejores y más innovadores centros culturales y comunitarios de Iztapalapa...

El Mercado Batallón San Patricio

Un mercado dedicado a los caídos en San Ángel...

Mercado Corpus Christi

Un mercado de barrio en una de las zonas más irregulares de Álvaro Obregón.

Mexico City

Cultural Capital of the Americas