< Regresar

Museo del Telégrafo

Abierto - Servicios limitados / Capacidad

Telegraph Museum
Fotografía: Henryficar en Wikimedia Commons

 

El Museo del Telégrafo abrió sus puertas en 2006. Su principal misión es exponer y dar a conocer la historia de las telecomunicaciones en México. El museo comparte edificio con el Museo Nacional de Arte, lo cual resulta acertado, pues el edificio nació siendo el Palacio Nacional de Comunicaciones.

Siendo México uno de los primeros países del mundo en utilizar ampliamente el telégrafo, la historia comienza en 1849. Las comunicaciones instantáneas se convirtieron en una herramienta esencial para los gobiernos y las empresas, que tenían interés en amplios espacios geográficos. Desde la era digital de los medios y la comunicación, se torna interesante remontarse a lo más básico. Imagina tu vida sin un celular y empezarás a comprender la situación de los mexicanos en los siglos XIX y XX, que se comunicaban a través de enormes distancias.

  • A pesar de lo que sugiere su apellido, Juan de la Granja (1785-1853) fue diplomático y empresario. Nacido en España, encontró que el caos de allí era incompatible con sus ambiciones. (Para saber más de esto, dirígete a la entrada del Caballito de Tolsa.) Llegó a México en 1814, en el ocaso de la Nueva España. Como las cosas se complicaron para los súbditos de la corona española, se trasladó a Estados Unidos a los pocos años.
  • Granja llegó a ser cónsul de México en Nueva York. Regresó a México en 1846, al terminar las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y México. Al final de la guerra, obtuvo un contrato para instalar líneas telegráficas en todo el país. La primera línea telegráfica, que llegaba hasta la localidad de Nopalucan, en el estado de Puebla, recibió su primera transmisión en 1851. En 1853, Granja murió y fue enterrado en el Cementerio de San Fernando. En su honor, Nopalucan pasó a llamarse Nopalucan de la Granja.
  • El equipo de telegrafistas del gobierno, establecido bajo el mando de Porfiro Díaz, y que aún utilizaba el Código Morse, fue desarticulado apenas en 1992.

El Museo del Telégrafo es gratuito y se encuentra en medio de muchas otras atracciones. La lista completa de atracciones de la calle Tacuba puede verse aquí.

Más lugares como este

Museo de la Tortura

Un museo dedicado a los instrumentos de tortura y subyugación humana.

La Casa de Hernán Cortés

Un vistazo a la historia colonial más antigua de la Ciudad de México...

Café de Tacuba

Fácilmente uno de los restaurantes históricos más famosos de la Ciudad de México...

Plaza Manuel Tolsá

Hogar de dos de las obras maestras de Tolsá, es lógico que la plaza lleve su nombre.

El Jardín de la Triple Alianza

Uno de los rincones más históricos del centro de la ciudad, es un monumento, un jardín y mucho más.

Mexico City

Cultural Capital of the Americas