< Regresar

San Lorenzo Tlacoyucan

Abierto - Servicios limitados / Capacidad

san lorenzo tlacoyucan
Foto: Alcaldía Milpa Alta.

San Lorenzo Tlacoyucan es uno de los 12 pueblos originarios de Milpa Alta. Una comunidad agrícola rústica, Tlacoyucan se abraza con fuerza a un escarpado volcán. Visitarlo no es sólo un paso hacia el pasado, sino hacia el dinámico presente de una población definida por las colinas y valles de los que se ha ganado la vida durante siglos.

La construcción de la iglesia de los franciscanos comenzó en el siglo XVIII. Pero la iglesia de San Lorenzo Diácono y Mártir no se terminó hasta 1896. En su interior se encuentran dos importantes pinturas. Son de los siglos XVI y XVIII. El muro atrial de arcos invertidos rodea un agradable jardín y atrio. El portal de entrada forma un arco de medio punto frente a una fachada barroca con algunos elementos neoclásicos.

Hoy en día, una visita a San Lorenzo Tlacoyucan se ve recompensada con creces, con tesoro o sin él. Una visita a la Capilla del Calvario y al Mirador, un antiguo observatorio, permite tener una visión completa de la grandeza del valle de Milpa Alta.

Una leyenda fue registrada por un estudiante, Meza Melo Alberto de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), en 2015. Durante la presidencia de Porfirio Díaz (a principios del siglo XX), el gobierno se interesó por los bosques de Milpa Alta. Esto ocurrió mientras se construía el ferrocarril, y los recursos naturales se volvieron más importantes que nunca. Un ladrón muy astuto llamado Juan Carnero tuvo el valor de desafiar la ley vigente del país. Carnero utilizaba cuevas dentro de los bosques para esconder sus considerables bienes robados. Después de robar a los viajeros y carruajes que cruzaban el territorio, depositaba la mercancía en una cueva, la Cueva de Juan Carnero. Esta cueva recibió el apodo de "el Pulpo" por los túneles laberínticos que salían en espiral de una caverna central. Toda ella estaba tallada en piedra maciza. Según la leyenda, la cueva nunca se ha encontrado. El presidente, Don Porfirio Díaz, sabía que todos los años, el primero de enero, a las 12 del mediodía, un gallo cantaba. Eso señalaba la apertura de la cueva, por unos instantes. Pero hasta el día de hoy, nunca ha sido localizada y ni siquiera los habitantes del pueblo han encontrado el legendario tesoro de Juan Carnero.

Como llegar aquí
  • Insurgentes 10, Villa Milpa Alta, San Lorenzo Tlacoyucan, Milpa Alta, 12500 CDMX

Sitios cercanos

Más lugares como este

Casa de Cultura Tepecuitlapa

Un centro cultural y el mercado del barrio compartiendo el mismo espacio.

Tianguis de San Bartolomé Xicomulco

Un clásico mercado de barrio en San Bartolomé.

Museo del Cuartel Zapatista

Un vistazo a la vida del Ejército Revolucionario Zapatista: un museo en Milpa Alta que no se pueden perder.

Capilla de San Martín

Una pequeña capilla magnífica dedicada a San Martín.

Parque Nacional El Tepozteco

Uno de los parques nacionales más espectaculares del país ocupa una gran parte del sur de la ciudad.

Mexico City

Cultural Capital of the Americas