MexicoCity.cdmx.gob.mx

< Regresar

Colegio Máximo de San Pedro y San Pablo

Colegio de San Pedro y San PabloFue la primera fundación que levantó la Compañía de Jesús en la capital del virreinato, y lo hizo con la valiosa ayuda de Alonso de Villaseca. Fue el edificio educativo más amplio de la Compañía en la ciudad. Con el tiempo se volvió el colegio más especializado y moderno de los jesuitas. También se concluía en él la formación de los novicios de la Compañía y se enseñaban lenguas nativas. Poseyó cuantiosos bienes para su manutención. El templo llegó a ser uno de los más ricos y lujosos de la Nueva España, nada queda de ello tras la expulsión de los jesuitas en 1767.

El templo sirvió como salón de debates para el primer Congreso Constituyente mexicano y en ese lugar se promulgó la primera constitución. Después fue ocupado como Hemeroteca Nacional y museo de ciencia. Hoy conserva una de las primeras obras del muralismo mexicano, los murales, esculturas, azulejos y vitrales que el equipo encabezado por Roberto Montenegro realizó entre 1922 y 1930.

Ruta del Corazón de México: Ruta Loreto-San Ildefonso

< < Mercado AbelardoL. Rodríguez | Colegio de San Ildefonso > >

Proyecto “Corredor de Cultura Digital”.

Nombre de la investigación:
Investigación Centro Histórico, Monumentos, Edificios y Puntos de Interés (2023)

Dirección de investigación y diseño de Rutas:
Acércate al Centro A.C.
Guadalupe Gómez Collada

Coordinación e investigación histórica:
Fideicomiso del Centro histórico
Dir. Maestra Loredana Montes

Photo: Juan Carlos Fonseca Mata on Wikimedia Commons

La Iglesia San Pedro y San Pablo

Simplemente extraordinario, el Museo de las Constituciones se encuentra en la antigua iglesia y templo de los Santos Pedro y Pablo. Gestionado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es un museo dedicado al largo proceso de establecimiento y mantenimiento de un sistema de gobierno constitucional en México. Para los visitantes internacionales, esto puede sonar a mucha jerga jurídica. Pero el entorno es tan edificante, y el complejo es tan grande, que hace que cualquier viaje sea esclarecedor. La escuela cercana de los mismos santos alberga ahora el Museo de la Luz. Muchos visitantes combinan las visitas a ambos lugares.

El edificio

El Colegio de San Pedro y San Pablo fue fundado por los jesuitas en 1574. Originalmente, el Colegio Máximo de San Pedro y San Pablo, el "Máximo" se refería a su función de formación de sacerdotes. Los obreros comenzaron a colocar las piedras en 1576. Un arquitecto jesuita llamado Diego López de Arbaizo construyó la iglesia entre 1576 y 1603. El resto del complejo se terminó en 1645. El museo se encuentra actualmente en lo que era la iglesia. A lo largo de los años se le han dado numerosos usos. De los tres vitrales, dos fueron diseñados por Roberto Montenegro. La Vendedora de Pericos y el Baile del Jarabe de Guadalajara, El Jarabe Tapatío, son muy queridos. Un tercer vitral muestra el sello de la antigua Universidad. La fachada de la iglesia es de estilo barroco y neoclásico con el portón flanqueado por dos pares de pilastras dóricas. La hornacina superior alberga una estatua de Atenea. La iglesia tiene forma de cruz latina, con contrafuertes en el interior.

Historia del complejo

A mediados del siglo XVIII, el Colegio contaba con unos 800 alumnos matriculados, muchos de los cuales se formaban en carreras completamente seculares. Sin embargo, los jesuitas fueron expulsados de México en 1767 y el colegio cerró por completo. Los jesuitas sólo pudieron regresar en 1816, en plena Guerra de la Independencia. El complejo estaba básicamente en ruinas. Cuando finalmente se consiguió la Independencia de México en 1821, el edificio de la iglesia se utilizó para las reuniones del Congreso Constitucional. En 1824 terminaron de redactar la primera Constitución Federal de México. El juramento del primer presidente también tuvo lugar aquí. Posteriormente, la iglesia se utilizó como templo católico de 1832 a 1850 y luego se utilizó como biblioteca. Hasta finales del siglo XIX acogió a un gran número de ocupantes. Finalmente se reabrió como "Salón de la Discusión" en 1927. El Secretario de Educación, José Vasconcelos, se tomó grandes libertades en la remodelación y renovación. En esta época se añadieron murales modernos de artistas como Xavier Guerrero y Roberto Montenegro. El mural de Roberto Montenegro, El Árbol de la Vida, a menudo llamado el Árbol de la Ciencia, sigue en pie.  Se considera el primer mural pintado en el México moderno. Restaurado en 2010, fue la pieza central de la inauguración del nuevo Museo de las Constituciones de México. Más tarde, se integró plenamente en la UNAM, que dio al conjunto diversos usos. En 1944 se convirtió en la Hemeroteca Nacional, donde permaneció hasta 1979. El Museo de la Luz se encontraba originalmente en este edificio, pero se trasladó a tiempo para su uso como Museo de las Constituciones. Las nueve áreas temáticas del museo explican el movimiento criollo desde 1808 hasta la Constitución de 1917. Una exposición permanente revela los contextos sociales y políticos de cada uno de los documentos.
  • Una excepcional visita virtual del Museo está disponible aquí.

Más lugares como este

Sinagoga Monte Sinaí

Mexico City's historic and first-recognized Jewish temple . . .

Antiguo Colegio de Cristo

Una colección gráfica moderna en un destacado palacio barroco del siglo XVIII.

Templo de Santa Teresa la Nueva

Una sorprendente obra barroca de Pedro de Arrieta resiste el paso del tiempo.

Sinagoga Histórica Nidje Israel.

Uno de los primeros templos de la Ciudad de México es hoy un centro cultural y museo.

Templo de Nuestra Señora de Loreto

Una de las iglesias neoclásicas más llamativas del centro de la ciudad, la Iglesia de Nuestra Señora de Loreto es también una de las más torcidas

Información esencial