< Regresar

Una breve historia de Tlatelolco para los visitantes

Una breve historia de Tlatelolco para los visitantes

A continuación se muestra una breve historia de Tlatelolco. Está especialmente dirigida a quienes visitan La Plaza de las Tres Culturas y la zona de Tlatelolco en general. Entre los lugares más visitados de la ciudad, Tlatelolco tiene un pasado tan complejo y fascinante como Tenochtitlán y la Ciudad de México. De hecho, difícilmente se podría esperar conocer uno sin el otro.

“Punto arenoso”

La historia de Tlatelolco comienza en 1337. Solo 13 años después de la fundación de México-Tenochtitlán en 1324. Un grupo de mexicas disidentes se separó de los gobernantes dominantes de Tenochtitlán. Fundaron México-Tlatelolco principalmente para poder continuar operando su mercado, el más activo y eventualmente el más grande del centro de México y América.

El nombre en su propio idioma, el náhuatl, podría traducirse como un “punto arenoso” o un “montículo redondo de arena”. El pueblo tlatelolca, como se les conoce, a veces se aliaba con Tenochtitlán durante los conflictos. Permanecieron independientes hasta 1473, cuando Tenochtitlán volvió a someter a sus vecinos insurgentes del norte.

 

neighborhoods of ancient Tlatelolco
Barrios del antiguo altepetl de Tlatelolco. Ilustración, HJPD Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported

La pirámide o templo principal del pueblo pasó por seis fases diferentes de construcción. Pero el área quedó casi completamente absorbida dentro de Tenochtitlán después de su victoria en 1473.

El cronista Bernal Díaz del Castillo dijo, con respecto al mercado, que los españoles “se asombraron de la cantidad de gente y mercadería que contenía, y del orden y control que se mantenía”.

Tlatelolco en el Período Colonial

colegio de santiago
Foto: Diego Delso en Wikimedia Commons

Tlatelolco fue destruido casi por completo después de la caída de Tenochtitlán. Su templo, una pirámide hoy visible en la Plaza de las Tres Culturas, seguiría siendo un punto de referencia del área durante muchos años adelante.

Para 1533 se inauguró el Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco como la primera institución de educación superior en América. Fue el centro más importante de las ciencias y las artes durante la primera mitad del siglo XVI. Constituyó un establecimiento científico en el que se cultivó la medicina nahua y era la escuela de ciencias políticas en la que los hijos de los caciques se preparaban para gobernar los pueblos de indios.

Los indígenas del barrio construyeron el actual museo de Tecpan sobre las ruinas del antiguo palacio real de Tlatelolco y se convirtió en la sede del gobierno de los indígenas del periodo colonial temprano. Pero, un pueblo bien organizado, educado y ambicioso no sentó bien a las autoridades españolas.

El mercado de Tlatelolco fue abandonado paulatinamente. Los comerciantes iniciaron su oficio en Tepito, especialmente en la zona de la Merced. Es una tradición de comercio independiente que continúa hasta el día de hoy. El área de Tlatelolco quedó en gran parte despoblada. Sin embargo, el pueblo tlatelolca tomó el control de las tierras recuperadas del lago de Texcoco. Aquí crearon la Hacienda de Santa Anna Aragón, ocupando la mayor parte del área de San Juan de Aragón de la Ciudad.

Durante la invasión estadounidense de 1847, las trincheras defensivas, siendo excavadas de nuevo, revelaron numerosos hallazgos arqueológicos, incluidos restos humanos. La mayoría de ellos fueron saqueados y perdidos. Luego, el área fue utilizada como zona de almacenamiento por las compañías navieras. A finales del siglo XIX, esto se había expandido hasta convertirse en una terminal ferroviaria gigante.

El Reclusorio Militar Santiago Tlatelolco estaba prácticamente rodeado, no solo por los patios ferroviarios, sino también por fosas comunes. Los muertos de la Revolución Mexicana y de innumerables plagas habían terminado aquí.

Recién en 1940 los arqueólogos se interesaron realmente por la zona. Cuando se iniciaron las obras del gigantesco Conjunto Habitacional Nonoalco-Tlatelolco en la década de los sesenta, se realizó un estudio sistemático del área.

Tlatelolco moderno

El Conjunto Urbano Nonoalco Tlatelolco sigue siendo oficialmente el Conjunto Urbano Presidente López Mateos. Es el complejo de departamentos más grande de México. Fue construido con ciento dos edificios. En su momento, tuvo sus propias escuelas, hospitales, tiendas y más. En términos generales, puede considerarse el resumen del experimento en proyectos masivos de vivienda social del siglo XX.

Facilitado por el Metro Tlatelolco, fue el principal escaparate de vivienda de su década. Reemplazó al enorme patio ferroviario central de la Ciudad de México y se convirtió en uno de los desarrollos habitacionales más famosos del mundo. Sigue siendo así hasta el día de hoy.

El tratado y la masacre

El Tratado de Tlatelolco de 1967 estableció una zona libre de armas nucleares en toda América Latina y el Caribe. Ha sido firmado y ratificado por todos los países de la región. Aunque sigue siendo poco conocido, desde entonces ha sido una parte importante de la identidad de los residentes de Tlatelolco.

La masacre, solo un año después, marcó el principio del fin del idealismo que alguna vez simbolizó el complejo urbano. Los disturbios políticos en México (y en muchas naciones occidentales en ese momento) llegaron a un punto crítico cuando los Juegos Olímpicos de Verano se programaron para octubre. Estudiantes que ya llevaban meses protestando marcharon hasta la Plaza de las Tres Culturas.

El 2 de octubre de 1968, cientos fueron asesinados a tiros por militares y policías. Nunca se sabrá el número exacto, pero se estima que se dispararon quince mil balas y se han confirmado al menos trescientos muertos y setecientos heridos. Cinco mil manifestantes fueron arrestados.

La Ciudad de México nunca ha sido la misma y el evento aún se conmemora cada 2 de octubre.

Terremotos y su costo

El 19 de septiembre de 1985, el icónico edificio de Nuevo León se derrumbó producto de un fuerte sismo. Una vez más, se desconoce el número exacto de muertos. Muchos dirán que la reputación del arquitecto y urbanista Mario Pani también colapsó aquí y nunca se recuperó.

Como resultado de movimientos sísmicos y réplicas posteriores, se demolieron 13 edificios en todo el complejo. La comunidad no ha podido recuperar ni cerca de lo que había a fines de los años sesenta y setenta. En 1993, más terremotos terminaron por dañar severamente otras estructuras. Muchos residentes finalmente abandonaron o vendieron, por muy debajo de su valor, sus departamentos.

Actualmente, el cojunto habitacional incluye 90 edificios de departamentos. Casi todos los residentes son de ingresos medios a medios-bajos. Aún así, Tlatelolco sigue siendo un fuerte símbolo de solidaridad. Es un viaje fascinante a los muchos pasados (modernista, antiguo y colonial) que le han dado a la ciudad su rostro actual y su perspectiva del mundo.

Mexico City

Cultural Capital of the Americas

Más lugares como este

Pasaje Polanco

Un extraordinario complejo comercial y residencial de 1938...

Edificio Mascota

Uno de los históricos complejos de vivienda favoritos de la Ciudad de México...

Pueblo Santa Cruz Meyehualco

Uno de los asentamientos originarios de Iztapalapa...

Monumento a La Familia Proletaria

Un monumento a la familia de clase trabajadora de 1934...

Edificio Balmori

Uno de los edificios más emblemáticos de la colonia Roma Norte.